Ciberseguridad en Latinoamérica, asignatura pendiente

Ciberseguridad en Latinoamérica, asignatura pendiente

La ciberseguridad es cada día un asunto más significativo, pero en determinados países del mundo, sobretodo en Latinoamérica, es todavía una tarea en la que se deben invertir una mayor cantidad de recursos y esfuerzos de concienciación para lograr alcanzar unos mejores estándares, y con ello tratar de proteger uno de los activos más relevantes de una sociedad: la información.

El informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de Estados Americanos (OEA), que lleva por título: “Ciberseguridad 2016, ¿Estamos preparados en América Latina y el Caribe?”, asegura que sólo 6 países en Latinoamerica y el Caribe tienen planes de seguridad cibernética, un dato muy preocupante.

Brasil, Jamaica, Uruguay, Panama, Trinidad y Tobago, Colombia y Panamá tienen medidas contra amenazas de ciberseguridad, mientras que en el caso de México, Perú, Bahamas, Argentina, Antigua y Barbuda, Costa Rica, Bahamas, El Salvador, Haití, Surinam y República Dominicana, están todavía en proceso de adoptar medidas más potentes en materia de ciberseguridad. Los países en el mundo más avanzados en materia de ciberseguridad son, en la actualidad, Estados Unidos, Estonia, Israel y Corea.

El informe sobre Ciberseguridad constata que cuatro de cada cinco países de la zona no presentan estrategias en materia de ciberseguridad, como planes de seguridad online y de protección de las infraestructuras críticas, dos de cada tres países no tienen ningún centro de comando y control de seguridad cibernética y la gran mayoría de ministerios carece actualmente de capacidad para hacer frente a los delitos cibernéticos, entre otras vulnerabilidades.

Una de las primeras acciones en materia de ciberseguridad, de la que ya se ha hablado con anterioridad en este blog, es de tener conciencia de los peligros que supone un uso de internet sin la protección adecuada, y es por eso por lo que la concienciación en materia de ciberseguridad se convierte en una obligación tanto para las empresas como para uso doméstico.

Luis Alberto Moreno, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala que ” este informe es una llamada de acción para proteger a nuestros ciudadanos y nuestra infraestructura clave del siglo XXI”, al haber llegado tardíamente a la revolución industrial, no pueden ir tan desacompasados en la revolución digital, ésa es la razón de la necesidad de inversión en ciberseguridad.

La evaluación de la ciberseguridad que se ha realizado en América Latina responde a 49 parámetros que se organizan en cinco áreas: política y estrategia, educación, marco legal, tecnología, cultura y sociedad, este informe añade fichas técnicas de todos los países que se han tenido en cuenta, además de analizar el estado de las legislaciones y la capacidad de los países a responder a incidentes de diversa consideración. En 16 países la capacidad de respuesta no es adecuada, ya que únicamente son cuatro países los que rebasan un nivel considerado como intermedio en este parámetro.

Los problemas se incrementan a medida que los distintos países del Caribe y de Latinoamérica entren en la revolución digital, este continente es el cuarto mayor mercado del mundo en uso del móvil del mundo, la mitad de la población de dicha región utiliza internet a diario y ya existen países que procesan la totalidad de sus adquisiciones gubernamentales vía online. Los riesgos seguirán aumentando al introducirse de forma progresiva la utilización de wearables y del internet de las cosas, donde las vulnerabilidades se seguirán incrementando de forma exponencial, sino se pone remedio cuanto antes.

En conclusión, América Latina tiene un horizonte esperanzador para seguir mejorando en materia de ciberseguridad, ya existe la preocupación por la falta de seguridad online, por lo tanto, ahora se convierte en un reto sustancial un incremento en la inversión relacionada con ciberseguridad.

*Aucal Business School oferta el Diploma de Extensión Universitaria de Detective Privado, el objetivo principal de esta formación es otorgar alumno conocimientos en materia de seguridad e investigación privada, pudiendo conocer y estar familiarizado con las formas específicas de delincuencia, describir los métodos adecuados para obtener información precisa, que pueda ser utilizada como pruebas en juicios, planificar el operativo de seguridad en una investigación, aplicando herramientas y técnicas para distintos tipos de seguimientos, conocer el funcionamiento de un despacho profesional de detective privado… Esta formación tiene una carga lectiva de 180 ECTS y la modalidad es online. Si deseas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

¿Cuáles son los factores que siguen limitando la ciberseguridad en América Latina?

¿Qué horizonte temporal necesita Latinoamérica para alcanzar a los países más avanzados en ciberseguridad?

 

Más información

La ciberseguridad es ínfima en América Latina y el Caribe

BID y OEA instan a América Latina y Caribe a mayores esfuerzos en ciberseguridad

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*