¿Crees que tus datos están seguros en internet?

¿Cuántas veces has entregado tus datos en internet? ¿Tienes controlado dónde, cuándo y por qué lo hiciste?

En muchas ocasiones subimos nuestros datos personales a la nube, redes sociales, webs de venta de productos, plataformas de negocios, entre muchas otras, ya que son requisitos para que puedas conseguir lo que necesitas de ellos. Pero, ¿sabes qué pasa con esos datos? ¿Realmente están a salvo y se mantienen privados?

En la actualidad, es muy difícil imaginarnos una vida sin internet o sin celular con acceso a él,  pasamos al menos 40% del día conectados en promedio y cada vez la tendencia sea hace mayor. Cada vez que estamos conectados, estamos entregando algún dato, ya sea desde nuestra IP del servidor, hasta los propios datos bancarios si realizamos transacciones a través de él, datos de los que pueden tener acceso los famosos hackers.

Muchos de los usuarios piensan que lo peor que les puede pasar es que entren a sus redes sociales, pero la realidad va mucho más allá. La llamada “Internet profunda”,  como se denomina coloquialmente, es un lugar donde se mercadea todo tipo de información y de forma ilegal.

Los Ciberdelincuentes cada día tienen nuevos métodos para poder cometer actos delictivos y a través de varias capas de seguridad, y lamentablemente ellos pueden mantener su IP de forma anónima. Entre estas inventivas, está tomando mucha fuerza el llamado Phishing, que al traducirlo al español significa “suplantación de identidad“, y es una técnica delictual para robar a los usuarios información confidencial llegando incluso a obtener las contraseñas de las propias tarjetas de crédito. Lo hacen a través del nombre de una entidad fiable dónde utilizan mayormente los emails y mensajes instantáneos para engañar a la gente, solicitando datos confidenciales del usuario. Lo peor de todo, es que mucha gente aún cae en esta trampa, ocasionando muchos problemas al usuario afectado. 

Otra modalidad muy común, es a través de instalaciones de Malwareque no es más que una pequeña aplicación desarrollada con el propósito de infectar la computadora o dispositivo móvil , incluyendo su robo. Uno de los métodos que se utiliza es a través de los propios correos electrónicos, con mensajes atractivos para que el usuario los abra y una vez que se abre este correo, por el solo hecho de abrirlo, se instalan en nuestros dispositivos cogiendo toda la información confidencial del usuario. Hay muchas formas de detectar los malwares cuando ya están instalados en nuestro dispositivo, ya sea por el comportamiento de éste o a través de algún software que detecta esta aplicación, pero lo más importante es prevenirlo, y la única manera es no abriendo o descargando cosas desconocidas por muy atractivas que sean.

Por lo general, nadie es completamente inmune a cualquier ciberataque, por ello es importante establecer sistemas de seguridad, prevención y crear consciencia sobre este tipo de estrategias y estar alerta para proteger nuestros datos. El informarse es un paso obligatorio que cada usuario debiese hacer antes de descargar cualquier cosa o abrir cualquier aplicación, la información es la clave para que no nos engañen, ya que lamentablemente en muchas ocasiones acceden a nuestros datos por fallos puramente humanos al aceptar o enviar datos donde no deberíamos.

Si quieres saber más profesionalmente sobre estos temas relacionados con la Ciberseguridad, puedes formarte con el Master online en Dirección y Gestión de la Ciberseguridad,  que Aucal Business School tiene como uno de los Máster más destacados del año 2016 por los mismos líderes de la Industria.

¿Tienes controlada la información que compartes en internet?

¿Bajas frecuentemente aplicaciones desconocidas sólo porque te llega un aviso?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*